Tratamiento de fractura por compresión vertebral

Usted ha elegido aprender más acerca del tratamiento de fracturas por compresión vertebral.

Una fractura por compresión vertebral ocurre cuando la parte delantera o placa terminal del cuerpo de la vértebra colapsa y el tejido óseo interior es aplastado, o comprimido. Esta afección a menudo es dolorosa y suele empeorar con el movimiento. Otros síntomas de una fractura por compresión pueden incluir la pérdida de altura o una espalda jorobada.

Aunque las fracturas por compresión a menudo pueden ser causadas por una lesión grave en una caída o accidente de auto o por ciertos tipos de cáncer, son más comúnmente causadas por una afección llamada osteoporosis, que es un adelgazamiento de los huesos. Con la osteoporosis, los huesos son demasiado débiles para soportar la presión normal y pueden colapsar durante actividades de rutina. Esta afección ocurre con más frecuencia en mujeres menopáusicas y posmenopáusicas.

Un tratamiento apico para una fractura por compresión puede incluir inicialmente un tratamiento conservador.

Existen medicamentos para tratar la osteoporosis subyacente y/o medicamentos para aliviar el dolor causado por la fractura. También se le podría pedir que disminuya su actividad física y evite levantar objetos pesados.

Otra forma común de tratamiento es el uso de un soporte externo para apoyar la espalda y restringir el movimiento. El soporte mantiene la espalda recta y evita que se doble hacia adelante. Esto disminuye la presión en la vértebra fracturada y detiene un mayor colapso del hueso.

Estos tratamientos conservadores tienen como objetivo aliviar el dolor o permitir que haya cicatrización.

Si no hay cicatrización, una opción de tratamiento quirúrgico podría ser necesaria.

Hay dos procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos que se utilizan para tratar fracturas por compresión: La vertebroplastia y la cifoplastia.

Durante una vertebroplastia, el doctor inyecta un cemento óseo especialmente diseñado a través de una técnica mínimamente invasiva. El cemento se coloca directamente dentro de la vértebra fracturada a través de una aguja de perfil pequeño, para evitar que colapse aún más y eliminar el movimiento dentro del hueso debido a la fractura. Esto detiene el dolor fuerte y fortalece o protege el hueso fracturado.

Durante una cifoplastia, el procedimiento es esencialmente el mismo que una vertebroplastia, siendo la única diferencia la colocación de un globo dentro del hueso fracturado antes de la inyección de cemento. Cuando se infla el globo, se crea un vacío o una cavidad dentro de las vértebras para ayudar en la colocación de cemento para llenar el vacío y mantener la fractura en su lugar

. Por lo general, los procedimientos de vertebroplastia y cifoplastia no toman más de una hora. Ambos procedimientos son considerados mínimamente invasivos y por lo general, los pacientes experimentarán una reducción considerable del.

dolor inmediatamente después del procedimiento. Estos procedimientos se realizan a menudo de forma ambulatoria, pero algunos pacientes pueden requerir una hospitalización breve.

Para encontrar el tratamiento que más le convenga, póngase en contacto con su doctor.



CA#7788