Preoperatorio de discectomía cervical anterior y fusión

Como parte de su preparación para una fusión, su cirujano deseará conocer su historial médico con el fin de identificar cualquier cosa que pueda afectar las condiciones seguras para la anestesia y la cicatrización ósea.

Es importante prestar atención a su nutrición en las semanas previas a la cirugía.

Las dietas altas en proteína, calcio y vitamina D ayudan en el proceso de cicatrización ósea. Además, los pacientes deben dejar de fumar o masitarcar tabaco cuatro semanas antes de la cirugía, y por varios meses después, ya que la nicotina afecta la cicatrización ósea.

El alcohol, la cafeína y los productos a base de hierbas pueden causar problemas de sangrado y no se deben tomar una semana antes y dos semanas después de la cirugía.

Por otra parte, algunos medicamentos no deben tomarse antes o después del procedimiento, tales como los medicamentos anti-inflamatorios como la aspirina y el ibuprofeno. Consulte con su cirujano para obtener recomendaciones.

Su médico también comentará los posibles riesgos asociados con la cirugía de cuello. Las preocupaciones principales son la infección, la cicatrización ósea inadecuada, el aflojamiento de los tornillos o del implante tipo jaula, o el dolor persistente a causa del tejido cicatrizante. Además, como su doctor tiene que trabajar alrededor del área que controla la deglución y sus cuerdas vocales, hay problemas de vez en cuando para hablar o tragar. Si bien todos estos riesgos son poco comunes, cualquiera de ellos puede crear una necesidad de cirugía en el futuro.

En teoría, debido a que la cirugía se realiza tan cerca de la médula espinal, la parálisis es posible, aunque poco frecuente. Cerciórese de hablar con su cirujano acerca de estos riesgos y cualquier inquietud adicional que pueda tener.



CA#7788